CAZA

Schedule.jpg
newyorktimescaza.jpg

En el año de 1997, la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP), dio a conocer el Programa de Conservación de la Vida Silvestre y Diversificación Productiva en el Sector Rural 1997-2000 México, que puede considerarse como la primera iniciativa de un plan de manejo nacional para la conservación de la vida silvestre y los ecosistemas naturales de México, basado en el aprovechamiento sustentable de la vida silvestre con beneficio económico para los propietarios de predios (pequeños propietarios, comuneros y ejidatarios).

 

De acuerdo a la SEMARNAP (1997), este programa nacional, tiene como propósito general . . . “El establecer incentivos para la configuración de intereses privados y públicos a favor de la conservación, y el abrir nuevas oportunidades de generación de ingresos, de empleo y de divisas en las áreas rurales de manera entrelazada con la conservación de grandes extensiones de hábitat para la vida silvestre (sic)”.

 

La misma institución SEMARNAP (1997), señala que, una de las estrategias para alcanzar los objetivos y metas de este programa nacional, será el Sistema de Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre, el cual, . . . “Estará constituido por propiedades o conjuntos de propiedades privadas, ejidales o comunales, o bien empresas, sujetas a registro, manejo de hábitat, monitoreo poblacional, procesos sustentables de aprovechamiento, planes de manejo y certificación de la producción (sic)”.  Destacando además, que, . . . “En este sistema operará el binomio lógico conservación – aprovechamiento, y dado su énfasis en el manejo adecuado del hábitat, podrá constituirse en un elemento complementario al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas, que incrementará significativamente la proporción del territorio nacional objeto de un proceso real de conservación (sic)”.

De acuerdo a este nuevo esquema de “Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre”, los “ranchos cinegéticos” y la “ganadería diversificada”, cuyo objetivo principal es el del aprovechamiento de la fauna silvestre de manera legal y con beneficio económico para los propietarios de los predios, queda ahora incluido dentro de un programa nacional, en el que se reconoce, su importancia y trascendencia para la conservación de la vida silvestre, y la diversificación productiva del sector rural.

 

Considerando que la caza deportiva o turismo cinegético, constituye una actividad muy importante para el desarrollo socioeconómico del sector rural y la conservación de la biodiversidad y ecosistemas naturales de Nuevo León, y en particular, para más de 1,500 propietarios de predios rurales (pequeños propietarios, ejidatarios y comuneros), a partir del mes de Enero del año 2008, el Consejo Estatal de Flora y Fauna Silvestre de Nuevo León, A.C., inició y puso en operación, su Programa Estatal de Educación para Cazadores, que tiene por objeto impartir los cursos de cacería responsable en el Estado y otras

Entidades del país, de acuerdo al programa oficial convenido para México por la Federación Mexicana de Caza, A.C. (FEMECA) y la Asociación Internacional para la Educación de los Cazadores (por sus siglas en inglés: IHEA), cursos que tienen reconocimiento por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para la obtención de las licencias de caza deportiva con carácter de indefinido.

 

En esencia, con la impartición de estos cursos de cacería responsable, el Consejo Estatal de Flora y Fauna Silvestre de Nuevo León, A.C., se suma al esfuerzo nacional orientado a apoyar el desarrollo de una nueva cultura para la caza deportiva en México, que permita dignificar la actividad cinegética, y permita además, dignificar la imagen que ante la sociedad debe tener el verdadero cazador deportista, o sea, una imagen en la que predomine, el comportamiento ético y responsable con respecto a la vida silvestre y la práctica de la cacería deportiva.

 

El 29 de Abril de 2008, el Consejo Estatal de Flora y Fauna Silvestre de Nuevo León, A.C., organizó e impartió su primer curso oficial de cacería responsable de acuerdo al programa establecido por la FEMECA – IHEA, el cual se impartió en las instalaciones del Centro de Investigación, Capacitación y Educación Ambiental (CICEA) de Vida Silvestre de la Cuenca “Palo Blanco”, que se localiza sobre la Carretera Estatal Monterrey – Colombia, a la atura del kilómetro 63.3 y dentro de los terrenos naturales de la UMA “Milpillas” del municipio de Salinas Victoria, Nuevo León.

Después de prácticamente 4 años de haberse iniciado este programa por parte del CONEFF, se ha logrado la organización e impartición de un total de 55 cursos de cacería responsable, que han permitido la capacitación y certificación de más de 1,550 personas entre las que se incluyen cazadores deportistas, titulares de UMA´s, trabajadores de UMA´s, manejadores de vida silvestre, y estudiantes e investigadores de diversas instituciones de investigación y enseñanza.  Estos cursos se han impartido en el Estado de Nuevo León, y en los Estados de Coahuila, Tamaulipas, Zacatecas, Chihuahua y Guanajuato

.