CONSTITUCIÓN

Todavía tengo muy presente la ocasión en diciembre de 1992, cuando en el desaparecido Restaurante Santa Fe de la Avenida Morones Prieto en el centro de la ciudad de Monterrey, me acerqué a saludar al Lic. Juventino González Ramos (Q.E.P.D.), quien en ese entonces fungía como Delegado Federal de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos en el Estado de Nuevo León, quien compartía la mesa con el C.P. Othón Ruiz Montemayor; quien me dijo: "Mira Ingeniero, tengo una encomienda muy importante de parte del C. Secretario de Agricultura y Recursos Hidráulicos, el profesor Carlos Hank González (Q.E.P.D.), que esta interesado en constituir en Nuevo León, un Consejo Consultivo de Flora y Fauna Silvestre, razón por la cual necesito , verte para platicar con detalle sobre este asunto".

 

El tema más difícil a resolver en el proceso de la constitución de este nuevo Consejo, una vez entendido el esquema que se pretendía, fue el de buscar a la persona idónea para  presidirlo.  Desde ese entonces quedaba claro, que el Presidente Honorario de este nuevo  Consejo, sería el Gobernador del Estado en turno, que en ese entonces era el Lic. Sócrates Rizzo García; quedando pendiente de definir la persona que estaría encargada de la operatividad de este nuevo Consejo Consultivo y que ocuparía el cargo de Presidente Ejecutivo.

Después de platicar con el Lic. Juventino González sobre algunos posibles candidatos, coincidimos en que la persona idónea por su conocimiento y vocación probada, podría ser el Ing. Andrés Marcelo Sada Zambrano.  Después de esta reunión, el Lic. Juventino González Ramos, el "Profe" como sus amigos de confianza le llamábamos, olímpicamente me delegó la tarea de invitarlo y de lograr que Don Andrés Marcelo, aceptara la Presidencia Ejecutiva de este nuevo Consejo Consultivo.  Después de varias reuniones con él, en las que me externaba su temor de que este  Consejo Consultivo fuera uno mas de los Consejos típicos de Gobierno, sin posibilidades de actuar con libertad, lo que él me manifestó fue que si esto era así, entonces "sería tan solo una perdida de tiempo para todos", y que él no estaba dispuesto a participar en Consejos ficticios. Al respecto le explique, que esto no era así, y que se tomara un tiempo para decidir su respuesta.
 

vonder.jpg

"Hemos dado algunos pasos en firme, pero el camino por recorrer aún es largo"

cardenal.jpg

A principios de 1993, estando en un viaje de trabajo en la ciudad de México, D.F., y próximo a regresar a Monterrey, recibí una llamada en mi teléfono celular.  Era el Ing. Andrés Marcelo Sada, quién me invitaba a regresarme junto con él en el avión particular de la empresa donde laboraba, para terminar de platicar sobre el asunto del nuevo Consejo Consultivo y su resolución a la invitación como Presidente Ejecutivo de dicho Consejo.  En ese vuelo y después de una amena y ardua conversación, y ya por aterrizar en Monterrey, Don Andrés me dice: "Si acepto, siempre y cuando tenga la posibilidad de proponer un reglamento interior adecuado para evitar las trabas burocráticas, y que sirva realmente como un instrumento operativo  que vaya orientado en beneficio de nuestra vida silvestre".

 

Posteriormente el 13 de marzo de 1993, se firmó un acuerdo de coordinación entre la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos (SARH), representada por su entonces  titular el C. profesor Carlos Hank González, y el Gobierno del Estado de Nuevo León, representado por su entonces Gobernador Constitucional, el C. Lic. Sócrates Rizzo García y el C. Ing. Leopoldo Espinoza Benavides, quien en ese entonces fungía como Secretario General de Gobierno.  Con la firma de este acuerdo de coordinación, quedo constituido oficialmente el Consejo Consultivo Estatal para la Preservación y Fomento de la Flora y Fauna Silvestre de Nuevo León (CCFFNL), quedando como Presidente Ejecutivo el mismo, el Ing. Andrés Marcelo Sada Zambrano.

El CCFFNL inició sus operaciones a través de la integración de diversas Sub-Comisiones, habiendo tenido la oportunidad de fungir como Presidente de la Sub-Comisión de Caza, que posteriormente tomo la categoría de Comisión de Caza, y en la cual estuve colaborando en calidad de Presidente de la Comisión hasta el 9 de septiembre de 1997, cuando fui invitado y designado como Presidente Ejecutivo del CCFFNL por el C. Lic. Benjamín Clariond Reyes-Retana, quien en ese entonces fungía como Gobernador Constitucional del Estado.

 

Modesto Alanís von der Meden

marranoalzado.jpg